Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Conferencia del Viceministro de Desarrollo Industrial del Ministerio Industria, Comercio y Mipymes, Lic. Fantino Polanco, en el marco del Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Conferencia del Viceministro de Desarrollo Industrial del Ministerio Industria, Comercio y Mipymes, Lic. Fantino Polanco, en el marco del Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Conferencia del Viceministro de Desarrollo Industrial del Ministerio Industria, Comercio y Mipymes, Lic. Fantino Polanco, en el marco del Día Mundial de la Propiedad Intelectual

"La Propiedad Intelectual y las Mipymes: para que las ideas lleguen al mercado"

 

La propiedad intelectual y las mipymes tienen una estrecha relación, pues de las ideas, por más aventuradas que estas suenen, podemos hacer realidad esos sueños y pasar a las acciones concretas, de la mano de una adecuada estructura, de políticas públicas y de la voluntad genuina de todos los sectores de sacar adelante a la economía de la República Dominicana.

 

Ustedes me dirán: “fácil decirlo, otra cosa es hacerlo”. Pero la verdad es que en estos pocos meses que tenemos de gestión gubernamental, y en mi caso, como ministro de Industria, Comercio y Mipymes, los cambios han sido notables, y ha sido una cuestión de dialogar con todos los actores, de aunar esfuerzos y trazarnos objetivos concretos y medibles.

 

Este lunes 26 de abril se conmemora el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el cual busca a grandes rasgos promover una mayor comprensión de la propiedad intelectual, y cómo puede potenciar las ideas, de grandes y pequeños empresarios, como un arma al servicio de la concreción de proyectos.

 

En el caso de las PYMES, hay un mundo de oportunidades para uno de los motores de la economía nacional y del empleo.

 

En esa misión, la Propiedad intelectual es un poderoso instrumento para que la Industria y las PyMES de todas partes del mundo generen valor económico y promuevan sus objetivos empresariales.

 

Gracias a los Derechos de la Propiedad Intelectual, las ideas pueden convertirse en oportunidades comerciales que generen valor y empleo, enriqueciendo el mercado, así como ofreciendo a los consumidores una gama más amplia de nuevos y mejores productos y servicios.

 

Aunque es una realidad que, en la República Dominicana, en las últimas décadas, el avance no ha sido el esperado, razones para el optimismo sobran.

 

Este escenario debemos transformarlo a nuestro favor y procurar ser aliados de la innovación, como paso fundamental para consolidar una cultura de Propiedad Intelectual en nuestro país.

 

Es claro: no podemos hablar de Propiedad Intelectual sin reconocer la innovación dentro de este proceso, pues por medio de esta se propicia una mejora de la productividad en los procesos, productos y servicios industriales y de las MIPyMES.

 

Esta realidad que hemos trazado la podemos dividir en 3 aspectos fundamentales, o etapas si se quiere: primero, qué tenemos y qué encontramos. Segundo, qué proponemos para crecer en el ámbito de la Propiedad Intelectual y del impulso de las ideas; y tercero, qué estamos haciendo desde ya para alcanzar ese objetivo.

 

Como les comentaba, el espacio de mejora existe. En el Índice Global de Innovación del 2020, la República Dominicana aparece ubicada en el lugar número 90 de 133 países y en el número 11 de 18 economías de América Latina y el Caribe, en comparación a años anteriores como en el 2019 que se posicionaba en el número 87.

 

De los pilares del Índice Global de Innovación, la República Dominicana se desempeña mayormente en Infraestructura, mientras que en los resultados de las actividades de innovación posee una puntuación de 15.4, por debajo del rango mundial de 24.4, y regional de 17.4.

 

En el ámbito de las patentes, en República Dominicana, en el 2019, se realizaron aplicaciones por un total de 40 diseños industriales y 158 patentes (10 residentes y 148 no residentes), una cifra que puede verse traducida en bajos niveles de innovación, competitividad y productividad. 

 

Pero se trata de una realidad continental: En América Latina y el Caribe, no se invierte más del 0.5 del PIB en este tema, agravado por la falta de políticas de innovación y un involucramiento mejorable por parte del sector privado.

 

Pues bien, ese es el panorama general, nacional y regional. Ahora, ¿qué hemos planteado en el gobierno del presidente Luis Abinader?

 

El Gobierno del cambio se ha venido trabajando y tomando pasos concretos.

 

Prueba de esto es la emisión del Decreto 71-21, que crea el Gabinete de Transformación Digital, el cual tiene la responsabilidad de elaborar las estrategias nacionales en materia de transformación digital, así como promover la Agenda Digital 2030, que será una de las vías que permitirá al país mitigar los efectos de la pandemia en términos económicos, ya que pudiera elevar los niveles de productividad y competitividad nacionales colocándonos en un mejor posicionamiento en los mercados globales.

 

A su vez, a partir del mismo decreto, se podrá mejorar la calidad de vida de los ciudadanos porque podrán recibir más y mejores servicios de parte del Estado y desarrollarán nuevas competencias que les permitirán acceder a mejores empleos.

 

 

Si buscamos un desarrollo industrial del siglo 21, el disponer de un diseño de producto efectivo puede contribuir notablemente a la mejora de la calidad, a la reducción de costes y de tiempo de su puesta en marcha, ofreciendo productos que cumplen mejor con las necesidades y expectativas de los clientes y usuarios.

 

Por ejemplo, tomando el caso de los Diseños Industriales, estos son la mejor muestra de innovación y creatividad que generalmente se ve reflejada en las preferencias de los consumidores.

 

En este sentido, en el MICM y ONAPI tomaremos acciones con miras a fomentar la creatividad y competitividad de las industrias, esto, a través de:

 

  • Fomento de la diferenciación en el mercado.
  • Ayudas para el asesoramiento individual de las empresas.
  • Promoción del diseño industrial en ferias profesionales.

Y, Servicios educacionales focalizados en la gestión del diseño y en la gestión del proceso de innovación.

 

Por igual, debemos prestar especial atención a la MIPyMES, ya que estas tienen el potencial de impactar positivamente en la reducción de las necesidades globales de desarrollo. 

 

Los números están ahí: Las MIPyMES generan la mitad de los puestos de trabajo, conforman el 90% del tejido empresarial y suponen el 28% del PIB. Apostar a que sigan creciendo mediante la innovación y la competitividad, es apostar a salvaguardar el empleo de los dominicanos y la creación de futuros puestos de trabajo.

 

 

 

 

Finalmente, ¿qué hemos conseguido hasta ahora y hacia dónde vamos?

 

 

 

Hemos renovado e impulsado el programa Formalizate RD, mediante el cual se promueve la propiedad industrial, fomentando el registro de nombre comercial a través de la Ventanilla Única de Formalización.

 

Esto es importante ya que la Ley 3-02 sobre Registro Mercantil no establece como paso obligatorio que las empresas tengan un nombre comercial para obtener el Registro Mercantil. Sin embargo, para hacer el proceso de formalización mediante la Ventanilla, es obligatorio que toda empresa registre su nombre comercial, evitando que se presente algún inconveniente jurídico entre empresas que pueda tener un mismo nombre.

 

Por otro lado, en el marco de la Ruta Mipymes, una iniciativa del Viceministerio de Fomento a las Mipymes para acercar los servicios de apoyo a todos los empresarios de diferentes provincias, se llevan a cabo charlas sobre Propiedad Industrial en coordinación con ONAPI, así como registros de nombre comercial y registro de marcas.

 

Además, entrará en funcionamiento el Centro de Prototipado y Transferencias Tecnológicas, en alianza con diferentes instituciones públicas y privadas, entre ellas la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), donde se brindará asistencia técnica especializada en diseño y creación de prototipos de empaques, acompañamiento en el registro de marcas, consultas de patentes y transferencias de conocimientos.

 

Finalmente, digno de destacar es que, desde el Viceministerio de Fomento a las Mipymes trabajamos en conjunto con ONAPI en el proyecto Innóvate, a través del cual se ofrecen charlas donde educan al empresario mipyme acerca de los signos distintivos y el registro comercial.

 

 

Al final del día, no basta con estos programas para ser un país más cercano a la innovación, a la cultura de la propiedad intelectual y del reforzamiento de lo que hoy nos hace fuertes, si no contamos con la participación de todos los actores de la vida nacional, porque es una responsabilidad compartida el hecho de creer que todo es posible, de que, a partir de un sueño aislado, podemos crear la sinergia necesaria para convertirlo en una solución que beneficie a millones de personas.

 

Como dijera Albert Einstein, “lo importante es no dejar de hacernos preguntas”, y aquí agrego: Lo importante es que nunca dejemos de soñar con ser mejores y más grandes.

 

Muchas gracias


Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros